AGRICULTURA LOCAL

La huerta coineña se adapta a las condiciones del estado de alarma

17

La actividad agrícola no ha cesado en esta crisis sanitaria, adaptándose a las circunstancias que han ido surgiendo en el sector. Aunque el cierre de establecimientos de restauración a los que abastece la huerta coineña creó incertidumbre al principio del estado de alarma, la producción se adaptó para suministrar a las tiendas de alimentación. Las donaciones también fueron una salida para el excedente de la paralización inicial de la actividad. Los agricultores han apostado por la renovación.

Los agricultores han detectado en este tiempo un cambio de tendencia de los consumidores, que han pasado de las primeras compras en grandes superficies a un mayor consumo de productos frescos de proximidad. Y la apuesta por los negocios locales de todos los sectores se presenta fundamental para superar esta crisis.