PROCESIONARIA

El Ayuntamiento aplica un tratamiento biológico en la zona de pinos de Coín

11

Una empresa especializada en el control de plagas está desarrollando en estos días un tratamiento para la procesionaria en los pinos de Coín. El proceso consiste en la colocación de bolsas trampa en los árboles, a una altura inaccesible para viandantes, que contienen feromonas que atraen a la polilla macho, las atrapa y corta el ciclo reproductivo. Este tratamiento es inocuo para personas y animales.

Este tratamiento de control de la procesionaria es biológico y complementa el aplicado el pasado invierno de endoterapia. Con ambos procedimientos se busca la mayor efectividad posible para controlar la procesionaria.

La efectividad del nuevo tratamiento que se está aplicando es de 200 días, por lo que el área municipal de Medio de Medio Ambiente prevé que se realice de forma anual.