ESCAPE ROOM

42

Muchos niños y niñas no quisieron dejar escapar la ocasión de inscribirse al scape room que organizó la concejalía de Cultura. Deportjuventud se transformó en un lugar de cuento repleto de pistas que los participantes debían seguir para alcanzar el objetivo. Cada equipo tenía que descifrar los enigmas que encerraba aquel mundo de fantasía utilizando como guía los libros y sus personajes.

Los jóvenes salieron de su rutina de juegos habituales para vivir una aventura repleta de mensajes que encadenaban una pista tras otra. Había que abrir cofres, buscar llaves y leer extracto