SERVICIOS ESENCIALES

La Guardia Civil ha estado en primera línea desde el inicio de la  pandemia

16

La Guardia Civil se ha erigido, aún más si cabe, en una herramienta clave para velar por la seguridad ciudadana durante esta pandemia. Un papel fundamental sobre todo en el ámbito rural. Hoy visitamos el cuartel del cuerpo benemérito en Coín para comprobar cómo viven los agentes de la guardia civil esta situación extraordinaria en la que su concurso es clave una vez más.

El principal objetivo que se encomienda a la guardia civil es el de velar por la seguridad de la ciudadanía, pero en esta ocasión las circunstancias exigían una colaboración y comprensión especial de los ciudadanos. Desde el cuerpo se elogia la actitud de los vecinos y vecinas en esta crisis y se recalca que los episodios de indisciplina y de actos irresponsables son minoritarios.

Un respeto a las normas que se ha respetado de manera escrupulosa en Coín y en la comarca donde la Guardia Civil a penas ha debido sancionar comportamientos que incumplieran con las medidas vigentes.

Pero al margen de esta labor asociada al control de la pandemia la guardia civil ha continuado el desarrollo de sus funciones habituales y con la lucha contra la delincuencia. En este sentido el verano ha sido especialmente intenso en nuestra zona con operaciones importantes vinculadas principalmente al tráfico de estupefacientes.

Una labor, esta que desarrolla de manera global la Guardia Civil, que cada año reconocen los ciudadanos acompañando al cuerpo en el día de su patrona, la virgen del pilar. El próximo lunes se celebra esta festividad, pero por primera vez en muchos años la guardia civil no conmemorará su día, debido a las circunstancias por las que atraviesa el país. Una renuncia de la que esperamos que puedan resarcirse pronto.