VUELTA AL COLE

Los siete centros de infantil y primaria de la localidad retoman las clases tras seis meses

305

Antes de las nueve de la mañana, la hora marcada para el primer turno de acceso a las aulas en los centros de infantil y primaria de la localidad, la policía local desplegaba un dispositivo especial, como suele hacer cada año coincidiendo con la vuelta de las clases. Pero este año, el dispositivo ha sido especial, como lo son las condiciones del regreso de escolares, en medio de una situación sanitaria que sigue condicionando nuestro día a día. Desde el cuerpo de policía local se ha querido trasmitir a las familias y los profesionales docentes la mayor sensación de seguridad en este día de comienzo del curso.

Por otro lado desde la jefatura de la policía local se ha informado de que la plantilla del cuerpo está funcionando al 100% y los agentes que dieron positivo por coronavirus han superado la enfermedad y se van incorporando con normalidad a sus puestos.

En cuanto a la vuelta al cole, desde los centros educativos se abrían las puertas de las clases con ganas por reencontrarse con el alumnado tras meses de separación forzosa y con un trabajo previo muy intenso para garantizar la seguridad de los estudiantes pero también del personal docente y asistencial de los colegios.

Muy cerca del colegio Pintor Palomo, en el colegio San Sebastián donde solo se imparten clases en el nivel de infantil, los más pequeños regresaban con muchas ganas al colegio.

Las madres y padres del alumnado compartían con ellos la ilusión del primer día con los nervios propios de este regreso tan especial.

Desde el centro se recordaba que este inicio de curso se acomete con todas las garantías posibles pero será un proceso conjunto de aprendizaje día a día, en el que habrá que irse adaptando a las eventualidades que puedan surgir en cada momento.

A las puertas del colegio Huertas Viejas padres y madres se despedían de sus hijos en una jornada que calificaban como complicada por el dispositivo especial de seguridad que requiere el acceso a las clases y el propio funcionamiento interno de las mismas. Por otro lado se destacaba la necesidad de una vuelta a la rutina necesaria para todos en el ámbito familiar.

A las puertas del colegio Ximénez de Guzmán hablamos con su directora, Lina Vidales, sobre este primer día, en el que ha detectado una menor asistencia al centro debido a la convocatoria realizada por Ampas en pie, para protestar por la gestión de este regreso a las aulas.

Vidales también ha destacado las dificultades a las que se enfrentarán las plantillas de los centros educativos más allá del desarrollo de las clases en las próximas semanas.