SALADO, NUEVO PRESIDENTE

El alcalde de Rincón de la victoria, Francisco Salado, tomó posesión el sábado como nuevo presidente de Diputación

33

El pasado sábado el salón de plenos de la diputación provincial de Málaga acogió la votación de los diputados para elegir al nuevo presidente de la institución, tras el nombramiento de Elías Bendodo como consejero de la Presidencia en el gobierno de la Junta de Andalucía.  Los 31 diputados que conforman la corporación provincial  emitieron sus votos: 17 a favor (PP y Ciudadanos) y 14 en contra (PSOE, IU y Málaga Ahora). El pleno extraordinario convocado para formalizar el relevo en el poder de este organismo se desarrollo  sin sorpresas. A la una y media de la tarde Francisco  Salado, alcalde de Rincón de la victoria,  había obtenido la mayoría absoluta que le sirvió para recoger el bastón de mando que, como manda la tradición, le entregó su predecesor en el cargo. En su intervención Salado dejó claro, en varias ocasiones, que no llega con ideas revolucionarias. Su discurso de investidura abogó por el continuismo con la gestión de Bendodo. Tanto en las políticas como en el plano de los proyectos que quedan pendientes. Máxime cuando sabe que, al menos de momento, estará en el cargo por un periodo de cuatro meses.  Así, el nuevo presidente se comprometió a mantener vivo el legado, el espíritu, la ambición y la lucha por los intereses de Málaga que atribuyó a su antecesor. En su discurso tuvo palabras también para defender la institución de las diputaciones provinciales como gobierno más cercano a la ciudadanía y un elemento clave para vertebrar el territorio.